Y lo que te rondaré morena…

Escribo esta entrada en mi blog, después de bastante tiempo, aprovechando mi regreso a la ciudad que vio empezar mi aventura en el extranjero (y también porque ya iba tocando, leñe). Precisamente el hecho de que justamente un octubre más esté de vuelta en Nancy me hubiera parecido del todo inconcebible hace un año, cuando pensaba (inocente de mí) que a estas alturas ya tendría más que terminado este master. Pero aquí estoy, y aunque sea por poco tiempo (vengo para hacer un examen y me voy) el volver a pasear por estas calles me ha traido recuerdos. Todas las vivencias que llevo en este año y pico me han venido un poco a la mente.  Sobretodo aquellos comienzos cuando me parecía que dos meses fuera eran una eternidad (podéis repasar mis entradas en el blog para refrescar mis impresiones de aquellas épocas).

El caso es que a estas alturas aún sigo lidiando con la dichosa fusión. Estoy en la prórroga de la prórroga. No diré los penaltys porque mi situación no es tan aleatoria y además éstos implicarían una resolución inminente. No es mi caso,  si todo va bien no presentaré la tesis hasta febrero. Si no (esperemos que no se dé el supuesto) unos meses antes estaré visto para sentencia. En cualquier caso, aún me queda un tiempo “abroad” y en este momento las sensaciones son encontradas. Ya no es solo por el hecho de tener que venir a Nancy a examinarme, sino también porque mi estancia en Jülich hace tiempo que dejó de ofrecerme novedades. Ya he visitado varias veces todas las ciudades de alrededor, la gente que estaba conmigo haciendo el master ya no está y con la gente que me he encontrado por aquí el contacto es más esporádico. Para qué negarlo, tengo ganas de volver a Madrid. Tengo ganas de dar el siguiente paso hacia mi futuro. Pienso que la experiencia ha sido enriquecedora, pero suficiente, y este tiempo extra me ha impedido asistir a acontecimientos en los que me hubiera gustado estar.

Sin embargo, alguien que precisamente he conocido en este master, me dijo una frase que a menudo olvido, pero que debería tatuarmela en algún sitio bien visible: “procura hacer de tu presente un acontecimiento”. Y este es mi presente. Vivir mi vida en el extranjero y trabajar por sacarme un master es mi presente.  No es que de pronto todo lo que he dicho antes deje de ser verdad, pero también siento que el prolongar la experiencia es positivo. Sin duda creo que me hará más fuerte. Cuando me acuerdo intento verlo de esa forma, porque estoy seguro de que cuando llegue el dia en que todo esto acabe, lo echaré de menos. Son las contradicciones del ser humano.

De momento, como decía, aún me quedan unos mesecillos por delante. Espero poder aprovecharlos al máximo. De momento aquí sigo y… bueno, os remito al título del post.

Saludos.

Anuncios

~ por ultronilimitado en octubre 17, 2011.

2 comentarios to “Y lo que te rondaré morena…”

  1. Pues, sí, aunque la situación no es muy agradable, pero hay qué aprovecharla aún así! Quién sabe cuando vivirás en el extranjero otra vez? 😉

    PD Te deseo surte con los examenes, perdóna qué no te he ayudado con las problemas qué nos has enviado por el correo electrónico.
    Y da mís saludos a Nancy! 😉

  2. Ánimo Jorge! Puedes con ello! Mu sabia la frase qe te dijeron. ¿Qué tal tu examen? Mañana te llamo! Un abrazo fuerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: