Au revoir, Nancy

En primer lugar, pido perdón por haber tenido casi un mes parado el blog, pero la verdad con los exámenes  no he tenido mucho tiempo de ponerme a ello, y posteriormente estaba esperando el momento adecuado para escribir un post. Bien, pues una vez despejado el panorama y ya con todo el pescado vendido aquí en Nancy, solo me queda un poco recapitular estos últimos dias y en general mi estancia aquí.

Parece mentira que ya haya llegado al ecuador de mi aventura en el extranjero, 5 meses que se me han pasado a toda leche. Ahora me dirijo casi hacia un nuevo comienzo, el martes estaré casi igual que el pasado 31 de Agosto cuando empecé todo esto. Aunque habría que matizar un poco esta afirmación, ya que tras haber pasado aquí este tiempo no es el mismo grado de incertidumbre, ni el mismo vértigo a lo desconocido. Las vivencias de estos meses sin duda me han curtido.

Y es que en 5 meses ha habido tiempo para casi todo. Para la fiesta (bastante al principio), para conocer gente, para la soledad e incluso, es justo admitirlo, hasta para el miedo y la desesperación. He pasado de estar en la gloria y llegar a pensar incluso en que ojalá pudiera vivir así siempre a preguntarme qué coño hacía yo aquí y querer largarme echando leches a Madrid y finalmente, cuando llega el momento de irme he terminado por echar de menos todo lo que tenía por aquí: la gente que he conocido, las pequeñas costumbres que he ido adquiriendo, mi pequeña parcela de libertad e independencia, mi habitación (que ya la quisiera para mí en Madrid). Creo que voy a echar de menos muchas cosas de esta ciudad cuando me vaya en unos dias. De todas formas no dejo del todo atrás Nancy, parte de ella me persequirá quien sabe si hasta el final del master, ya que por desgracia no he dado el nivel académico que se requiere y la pésima organización francesa de este master (deberían llamarlo master en CONfusión nuclear) hace que tenga que ir al próximo semestre sin tener aprobadas parte de las asignaturas (que todavía no sé cuales son, por cierto) así que posiblemente en los próximos meses tendré que compatibilizar la tesis con la repesca. Ya iré comentando.

Así pues, prácticamente concluido el primer tramo de mi estancia en el extranjero (tercero en total del master) puedo decir que todo se ha pasado en un suspiro y que casi estoy tocando el final con los dedos. Espero haber aprendido de las malas experiencias aquí en Francia, para no repetirlas en mi siguiente destino y sacar el máximo partido tanto académicamente como socialmente.

Y bueno, ya sabéis, el próximo artículo que escriba ya será desde la Deutschland.

Au revoir (que disait Voltaire)

Anuncios

~ por ultronilimitado en enero 26, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: