Las cosas se ponen serias

No sé si os acordáis de aquel primer post que escribí hará algo más de dos meses en el que comentaba mis primeros momentos por estos lares recalcando lo estupendo que estaba siendo todo y vaticinando que los malos momentos llegarían, pero que mientras tanto estaba disfrutando de lo lindo.  Solo es cuestión de repasar un poco y veréis que anda por ahí, entre los primeros posts. Pues bién, el caso es que parece ser que el momento del disfrute y el cachondeo ya se ha pasado y que han llegado los momentos durillos.

Posiblemente alguno de los que me vierais en Madrid durante mi paso por allí hace unas semanas ya notaríais que no estaba en mi mejor momento y es que uno no se da cuenta de lo que es enfrentarse solo a los problemas hasta que no lo hace. Aquella visita me sirvió para cargar pilas y acordarme de que no estoy solo, aunque esté un poco más lejos de lo normal y por si fuera poco  esto se remarcó en la visita, nunca suficientemente agradecida, que algunos de vosotros me brindasteis a mi actual residencia. Esos momentos, más un viaje a París, que esta vez si que pude hacer en condiciones han servido como señal de que se acabó lo bueno.

El caso es que echando cuentas, el tiempo efectivo que me queda aquí en Nancy es realmente poco, después de eso tengo que volver a empezar de cero en otro sitio, con otra gente y dejar atrás todo lo que tenía aquí. Pero sobretodo, si quiero llegar a ese punto tengo que superar mis estudios, tengo que olvidarme de las interacciones fundamentales entre las personas, y dedicarme a las interacciones que estudia la física. Es cierto que a eso he venido, pero no por eso deja de ser duro. Estas últimas semanas apenas he salido de mi cuarto más que para ir a clase o ir a comprar, y sinceramente es cuando los momentos de soledad han golpeado más duro. Es la parte que más cuesta arriba se me está haciendo. También porque viene incluida una cierta preocupación por los exámenes. El primero que hice fue bastante mal, y me asusta tirar por tierra todo esto y no ser capaz de sacarlo adelante. Pero bueno, este es el momento de la verdad. Ahora es cuando tengo que demostrar que puedo con ello y espero que cuando nos veamos, ya con las navidades casi encima, pueda decir que está valiendo la pena.

¡Saludos desde Nancy!

Anuncios

~ por ultronilimitado en noviembre 23, 2010.

2 comentarios to “Las cosas se ponen serias”

  1. ánimo chaval. No es nada que no se arregle con unos cuantos cientos de horas de estudiar, dejarte la espalda, el culo, los codos y las ganas de vivir delante de los apuntes… pero lo mejor es que todo acaba.

  2. ¡Dale duro! Seguro que puedes con ello. Nos vemos en Navidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: