Un poquito de física para que no se diga (I)

Me imagino que con este post no conseguiré levantar la alicaida audiencia que tiene mi blog. Doy por sentado que posiblemente el 99% de la gente que lee este comentario automáticamente decidirá que no le interesa demasiado seguir haciéndolo, pero como comenté en la introducción de este blog, siempre que pueda intentaré escribir sobre las cosas que me apetece y creo que ahora mismo lo que toca es contar un poco qué es aquello que he venido a estudiar aquí. Ya sabéis, quien esté interesado en tener una visión de qué es y en qué consiste la fusión nuclear por confinamiento magnético y qué esperanza nos ofrece para el futuro puede seguir leyendo, para los que no, tranquilos, ya escribiré algún artículo sobre temas polémicos tipo los toros, el aborto o el Madrid-Barça para compensar 😛

¿Seguís conmigo? Bien, entonces, sin más dilación empecemos. El principio básico de la fusión nuclear hay que encontrarlo, como su propio nombre indica, en la física nuclear y en la teoría de la relatividad de Einstein. Ya sabéis, aquello de la masa y la energía, que viene a decir básicamente que ambas cosas (la masa y la energía) son esencialmente lo mismo solo que una es un concentrado de la otra. Para entendernos, que en un poquito muy poquito de materia cabe energía a porrillo, como si abrieras una bolsa de kikos y dentro hubiera toneladas de kikos que se desparramaran por todas partes.  ¿Y esto como se traslada a algo útil? Muy sencillo. Visualizad un átomo. Seguro que todos tenéis en la cabeza ese dibujo de los libros de bachillerato de un puñado de bolitas de colores apelotonadas en el centro y otras bolitas más pequeñas orbitando alrededor. Pues bien, según sea este atomito (porque ya sabéis que los atomitos como muchas otras cosas en la vida pueden ser más grandes o más pequeños) puede sufrir dos tipos de procesos en lo que al puñado de bolitas del centro, el núcleo, se refiere. Una de dos, o tenemos un núcleo bien gordo que se parte en dos más pequeñitos, o tenemos dos núcleos pequeñitos que se unen en uno más gordo. En ambos casos la masa del antes y el después no cuadra. Por un lado si tu sumas los cachos en los que el núcleo gordo se ha partido el total no te sale igual de pesado que lo que tenías antes y por el otro, aunque el núcleo gordo es más gordo que cada uno de los que se juntaron, pesa menos que la suma de los dos que teníamos antes. ¡Magia! que alguien nos cuente su método de adelgazamiento pensará alguno. La explicación, como siempre, está en la bolsa de kikos, es decir, lo que comentaba al principio, esa pequeñíiiiiiiiisima diferencia de masa entre el antes y el después se ha transformado en una cantidad de energía de alucinar, que no deja de ser calorcito que podemos utilizar para sacar electricidad para alimentar a nuestras ps3 y nuestros portátiles.

Hasta aquí ningún misterio, y esto se lleva ya haciendo unas cuantas décadas. En concreto por el primer sistema, el de partir un núcleo gordo, que los físicos, copiando a los biólogos y sus divisiones celulares hemos llamado fisión. Pero lo que casi todos sabrán es que independientemente de que sea con razón o sin ella, este sistema levanta ampollas en muchos sectores de la opinión pública, por las conocidas razones de seguridad y generación de residuos. Es por esto que el otro sistema se plantea como una alternativa muy recomendable. A esto de pegar dos núcleos y conseguir otro más gordo es a lo que llamamos fusión (por razones obvias), y parece que es algo mucho más limpito y mucho más seguro a todas luces, un chollazo vamos. Pero ¡ay amigo!, aquí vienen los contras: resulta que además de todo eso también es muuuuucho más dificil de conseguir en todos los sentidos. Y eso que allá por los 50, cuando se empezaba a investigar todo esto pensaban que estaría chupado. Inocentes.  ¿Que por qué es más dificil? Bueno, la verdad es que incluso a simple vista pareciera que la intuición nos dice que es más facil partir algo que juntar dos cosas. Y en este caso se cumple. Al final estos procesos, son reacciones nucleares que requieren unas energías adecuadas para tener lugar y resulta que la energía necesaria para juntar dos núcleos es bastante más grande que la que desprenden una vez se han fusionado. Podemos hacerlo, pero  no parece muy inteligente hacer algo que cuesta más de lo que rinde ¿no?. ¿Por qué esto es así? Bueno, la explicación básica es que para que dos núcleos se fusionen tienen que estar muy muy muy cerca, pero desde que somos pequeñitos sabemos que los polos opuestos se atraen y los polos iguales se repelen. Todos los núcleos, todos, son polos positivos y por tanto se repelen. A  ver quién es el guapo que los junta. O los aprietas mucho mucho mucho o no hay tutía. Y en términos atómicos apretarlos mucho mucho significa darles caña, o sea hacerles moverse muy deprisa, que no es otra cosa que darles mucha energía o lo que es lo mismo, calentarlos (son solo átomos, no pensemos guarradas). Y así están las cosas, al final para conseguir sacar calor de la fusión hay que dar más calor a los productos que el propio calor que sacas de ellos.

Y como veo que el único lector que ha llegado hasta aquí ya está bostezando, la solución, que la hay, estamos en ello, en el próximo capítulo.

Fuuuuuuuuusión!

Anuncios

~ por ultronilimitado en octubre 18, 2010.

2 comentarios to “Un poquito de física para que no se diga (I)”

  1. Muy interesante artículo. Me lo he leido entero, lo he entendido y ha sido divertido

  2. Que conste que lo he intentado, que he leído todo hasta el final ¡¡y has conseguido que se me antojen los kikos!! Me alegro saber de ti en este blog y es genial lo bien que lo estás pasadno ¿¿seguro que has ido a estudiar????Un abrazo!Irene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: