Aprendiendo a apreciar lo de casa

Después de una serie de artículos casi más encaminados a contar la parte ociosa de mi estancia en Francia creo que ya ha llegado el momento de hablar un poco de aquello que en teoría he venido a hacer aquí, es decir, estudiar un master. En concreto quería contar como es la vida académica aquí en Nancy, una ciudad pequeña y eminentemente universitaria. Y bueno, lo cierto es que mi vida académica aquí es… un tanto caótica.  No sé si es una cuestión del sistema francés en general, si es cosa de los estudios de tercer ciclo o es cosa de los físicos franceses, pero el caso es que la organización del master es desastrosa.

Sinceramente, cuando cursaba el master en Madrid, aunque había buenos profesores que dominaban el tema y que estaba bien coordinado a pesar de las múltiples universidades que participaban, tenía la percepción de que aquello era muy mejorable, de que junto a profesores muy buenos, había otros que se despreocupaban, que el nivel de inglés entre el profesorado no es lo que uno esperaría para un master internacional y que había cosas  que se podían mejorar. Este último hecho se vio reforzado cuando en el evento veraniego en Estocolmo me comentaron que de las cinco ciudades que impartían el master Madrid tenía la fama de ser la más fácil de todas.

Esto viene a demostrar un poco el bajo concepto de nuestras propias cosas que tenemos a veces los españoles. Sinceramente, quizá ser el más facil no es necesariamente el peor, y aunque evidentemente hay cosas que mejorar en cuanto a como se hacen las cosas en el master en Madrid, tras llegar a Francia y ver cómo hacen las cosas aquí me quedo mucho más tranquilo pensando en los profesionales y el modo que tenemos de hacer las cosas. Y es que esto es un caos chavales. En Madrid puede que no tuvieramos un número excesivo de horas de clase, en concreto 12 por semana y sin ir los viernes, lo cual es un chollo, lo admito, pero tenías los horarios estipulados, delimitados y fijos, con sus descansos ( máximo 1:30 de clase), a principio de curso cada profesor de la asignatura te daba un guión de los temas de la asignatura y lo que iba a explicar cada profesor.

Igualito que aquí. Esto en teoría es más duro, pero será de puro caótico y desorganizado. Por el momento ni siquiera llegamos a las 12 horas de clase semanales que teníamos en Madrid. Unos días tenemos 6 horas, otros ninguna, otros tres, eso sí, los créditos son los que son y si ahora estamos desahogados en Noviembre, Diciembre y Enero no podremos ni respirar. Los profesores nos sueltan tres horas seguidas del tirón de la misma asignatura, con un descanso (si se acuerdan) cuando les viene en gana, no te explican cuales son los contenidos que se van a ver ni la forma de evaluación y se lo tienes que andar preguntando tú y mira que nos quejamos del nivel de inglés de los españoles, pero es que los franceses… directamente dan las clases en frenglish.

Como veis las cosas dejan bastante que desear en ese sentido por aquí. Esto me recuerda en cierto manera a la UNED, que tenemos que prepararnos las asignaturas por nuestra cuenta. Pero por otro lado me ayuda a valorar un poco más la enseñanza que tenemos en España que sinceramente, visto lo visto, no es tan deficiente como pudieramos pensar. No he comparado con otros paises, pero Francia, un país puntero, potencia europea, tiene unos profesores de física para llorar.  Sinceramente por ahora pierden en la comparación con los españoles.

Ya os iré contando si la cosa mejora.

A bientot!

Anuncios

~ por ultronilimitado en octubre 13, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: