La Macarena, el aserejé… ¡y que viva España!

Parece que poco a poco las piezas van encajando.  Cuando se cumple algo más de una semana de estar aquí me voy sintiendo mejor. Como todo hay sus momentos de bajón, de soledad, de ganas de volver a lo que me es familiar, siguen saltando las chinitas de la vida cotidiana en mitad de mi camino y a veces me preocupo más de lo que debiera, porque al final se van solventando y siento que tras esto voy a crecer y ser más autosuficiente.

Y es que hasta ahora y mirándolo objetivamente solo he tenido buenos momentos, supongo que tarde o temprano habrá de llegar alguno malo (que esperemos que no sea demasiado malo) pero por ahora solo puedo alegrarme de estar aquí, de tener esta experiencia y de conocer a toda esta gente ya que se nota que estoy lejos de casa…pero no tanto, y el título del artículo no es nada casual: podéis imaginarme buscando una cara cómplice entre la gente del garito al oír ese “temazo” de las ketchup, o sorprenderme al ver a los abueletes franceses bailando en la calle al son de Manolo Escobar (de La Macarena ya ni hablo, parece que aquí sigue de moda) pero sobretodo lo que más me llama la atención es como esas cosas que en España me pasarían desapercibidas o me parecerían raras  aquí de alguna forma me recuerdan la gran oportunidad que estoy viviendo. Echaré de menos muchas cosas de España, seguro, pero ya he podido disfrutar de cosas que en mi vida cotidiana, dentro de mi “zona de confort” no he podido disfrutar, o al menos no desde esa perspectiva.

Y es que eso es lo bueno, que aquí y ahora soy un erasmus más y uno siente que el mundo es muy pequeño. Una vez instalado, aún sigo ajustándome y aún tardaré algún tiempo en habituarme 100% a los problemas cotidianos, pero eso es todo, porque aparte de eso y con los trámites  de matriculación y demás prácticamente realizados ya no me queda por delante más que sacar mis asignaturas y exprimirle todo el jugo posible a la vida aquí. Aunque la falta de tiempo promete ser grande cuando empiecen todas las clases de física creo que será posible compaginar.

Como siempre seguiremos informando desde Nancy. Quizá próximamente hable de la gente que he conocido, que en poco más de una semana ya da para escribir largo y tendido, por el momento y hasta entonces voy a tomarme un copazo, a ver si veo a las francesas y las alemanas bailando el Ave María de Bisbal.

Salut!

Anuncios

~ por ultronilimitado en septiembre 10, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: